Seguidores

miércoles, 19 de octubre de 2016

Mirror

Se ha puesto de moda poner un espejo encima de las cómodas o vitrinas pero sin colgarlos en la pared, simplemente apoyándolos. Yo tenía en mente terminar ese rincón de mi salón donde puse mi vitrina nueva y me acordé de un espejo que le había comprado a Tirso estando embarazada aún, para su cuarto, que finalmente duró unos pocos meses. Y me daba mucha pena tener ese espejo colgado detrás de una puerta porque no había otro sitio donde quedase bien. Asi que anoche fuí corriendo a por él y lo coloqué con cuidado para hacer la prueba, y ahí se quedó. A mi marido le gustó mucho el resultado. :)
PD: Ya me he puesto mi primer jersey de la temporada.
 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tell me something darling!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...