Seguidores

martes, 29 de noviembre de 2016

Green Eyes

Una vez recibí un curso online de autoretratos y comencé a seguir en Instagram a mi profesora, quien a veces, jugando con el Photoshop, hace unas fotos super increíbles. En uno de sus retratos cambió el color de sus ojos y quedaron tan naturales que quise hacer lo mismo para comprobar, sin tener que gastarme dinero en unas lentillas, cómo me quedarían los ojos verdes. De paso os dejo mi último look con una chaqueta de Zara que tenía aparcada en el vestidor.
¡Feliz Martes!




martes, 22 de noviembre de 2016

Dark Squares

Un look de Domingo donde el día despertó nublado con una cortina de lluvia fina. Un día perfecto para estrenar mi abrigo nuevo de Asos.









 


domingo, 20 de noviembre de 2016

Serrano

Ayer hicimos fotos en una de mis calles preferidas. La verdad es que ya me da pereza sacar mi Canon, como hacía antes. Desde que tengo el niño mi vida de blogger se ha reducido bastante pero no he perdido la ilusión de editar y de crear looks pensando en el blog. Más que pereza la causa principal es que me pesa mucho para ir paseando por la calle, aunque en el paseo de ayer tenía fotógrafo ;)
Los vaqueros y el jersey que llevo en las fotos son nuevos.
¡Feliz Domingo!





 

viernes, 18 de noviembre de 2016

My red tree

En casa ya hemos empezado a adornar el salón para Navidad. A Tirso le encanta y yo estoy volviendo a ser esa niña ilusionada por la Navidad con él.
¡Feliz Viernes!




martes, 15 de noviembre de 2016

Love me now

No sabía qué título poner en esta breve entrada en la que solamente pretendía enseñaros uno de mis últimos looks de otoño. Unos pantalones de cuadros de Asos que se me caen un poco pero que me niego a devolver ya que son los segundos pantalones que he comprado, los primeros los descambié porque la talla 44 que se me caía. Me he pedido la talla 42 y se me siguen cayendo. Son raros porque son como un poco baggy, pero me encantan. 

El título de la entrada de hoy es una canción nueva de John Legend que me parece muy bonita, no solo por el mensaje que nos trae. 

sábado, 12 de noviembre de 2016

Capitán América

No soy de ir mucho en deportivas. Siempre he pensado que las deportivas son un calzado para hacer deporte y punto. Pero ultimamente me  han entrado unas ganas tremendas de ponerme este tipo de calzado para diario o incluso con falda. ¿Quién me lo iba a decir? 




martes, 8 de noviembre de 2016

Destinados sin querer

Estaba yo sentada el otro día en nuestro salón pensando que hay que ver lo poco que lucía el color de la pared verde azul que elegimos hace unos años, mucho antes de saber que íbamos a ser padres de un niño. No tenía casi protagonismo con los muebles que antes ocupaban esta zona del salón, que antes era más bien la zona de comedor, bastante mal aprovechada por cierto, y que nos pesaba porque ya que la habitación era grande, había algo que no nos terminaba de convencer. Hasta que este verano se me ocurrió la gran idea de darle la vuelta a todo. Y nunca mejor dicho. ¿Y si ponemos la zona de comedor en la zona de salón? Mi marido siempre me dice que fué la mejor idea de decoración que había tenido nunca. Al quitar los muebles oscuros y añadir muebles en tonos similares al de la pared hemos recobrado el protagonismo del color de ésta. Los dos sillones tampoco estaban planeados, de hecho pensábamos comprar un sofá pequeñito. Pero fué verlos en la tienda y enamorarme locamente de ellos. Mi marido no los veía con buenos ojos pero me hizo caso y la verdad es que parece que ese color se ha apoderado de la zona de estar. No podemos estar más encantados con el resultado y es que no me canso de mirar y remirar esta habitación. Y pensar que hace unos meses era una habitación de paso, nada especial, aburrida y oscura. 

La vitrina tampoco estaba planeada. En realidad yo la había encargado online desde mi portátil, a unos cuantos kilómetros de distancia con la idea de llevarla al campo. Pero por circunstancias de la vida, ha acabado en mi piso. Me hace gracia que de una manera tan improvisada haya aparecido lo que yo creo que para nosotros es la perfección. Jamás imaginé esta habitación así. Y así ha terminado. El último toque fué el espejo que iba a ser para Tirso, otra cosa más que se me ocurrió de repente. Porque a la vitrina ciertamente le faltaba algo encima. Y el reloj grande de la pared que fué caro pero que nos hizo ojitos. Todos estaban destinados a estar aquí.




domingo, 6 de noviembre de 2016

Jersey time

¡Y llegó el frío! He pasado de ir sin medias y asarme con una simple gabardina mientras empujaba el Bugaboo por la calle, a quedarme helada con un vestido de lana y unas medias y esa gabardina que hacía unos días me daba mucho calor. Eso es el tiempo en Madrid. Pasamos de un veroño a invierno total. Solo falta que tengamos nieve, cosa poco probable en la ciudad. Mi marido me comentaba ayer noche lo que añoraba ver caer copos de nieve y que las calles acabasen blancas. La verdad es que rara vez hemos visto algo así en nuestra ciudad. Solamente hemos contemplado ese tipo de estampa navideña fuera de Madrid. Y hablando de Navidad. Esta mañana, aprovechando que no llovía fuimos a hacer unas compras a un centro comercial por las afueras. Como ya sabréis las tiendas ya están llenas de adornos navideños y Tirso era la primera vez que veía un árbol de Navidad dándose cuenta de lo que es, claro. Asi que mientras su padre estaba en una sección poco interesante para arreglar nuestra cafetera (es un manitas) yo me fuí con el niño a la sección de adornos navideños. Acabé trayéndome a casa unas rosas para adornar el árbol de este año. Me hace tanta ilusión decorarlo con los niños, sobre todo porque el pequeño el año pasado era demasiado bebé para darse cuenta, de hecho, recuerdo que ni montamos el árbol temiendo alguna catástrofe. Pero este año sacaremos todos los adornos.

Y volviendo al outfit de hoy. Por fin he podido estrenar una de las bufandas que me compré hace poco en Primark junto con el jersey nuevo de la misma marca.



viernes, 4 de noviembre de 2016

El reloj

Hoy la entrada es sobre decoración ya que por fín hemos podido terminar el rincón del salón que nos quedaba incompleto. Al fín quitamos un mueble que nos sobraba, que no pegaba con nada y que no era para nada de nuestro gusto y estilo. Y en esa pared desnuda no sabíamos qué poner hasta que mi marido un día dijo que tenía la idea de un enorme reloj de pared. Yo no estaba del todo segura pero él me convenció y ahora me alegro. Os dejamos el resultado para que juzguéis por vosotros mismos si fué o no fué una buena idea. A nosotros nos encanta. Es una maravilla poder tener las cosas a tu gusto y disfrutarlas de verdad. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...