Seguidores

martes, 8 de noviembre de 2016

Destinados sin querer

Estaba yo sentada el otro día en nuestro salón pensando que hay que ver lo poco que lucía el color de la pared verde azul que elegimos hace unos años, mucho antes de saber que íbamos a ser padres de un niño. No tenía casi protagonismo con los muebles que antes ocupaban esta zona del salón, que antes era más bien la zona de comedor, bastante mal aprovechada por cierto, y que nos pesaba porque ya que la habitación era grande, había algo que no nos terminaba de convencer. Hasta que este verano se me ocurrió la gran idea de darle la vuelta a todo. Y nunca mejor dicho. ¿Y si ponemos la zona de comedor en la zona de salón? Mi marido siempre me dice que fué la mejor idea de decoración que había tenido nunca. Al quitar los muebles oscuros y añadir muebles en tonos similares al de la pared hemos recobrado el protagonismo del color de ésta. Los dos sillones tampoco estaban planeados, de hecho pensábamos comprar un sofá pequeñito. Pero fué verlos en la tienda y enamorarme locamente de ellos. Mi marido no los veía con buenos ojos pero me hizo caso y la verdad es que parece que ese color se ha apoderado de la zona de estar. No podemos estar más encantados con el resultado y es que no me canso de mirar y remirar esta habitación. Y pensar que hace unos meses era una habitación de paso, nada especial, aburrida y oscura. 

La vitrina tampoco estaba planeada. En realidad yo la había encargado online desde mi portátil, a unos cuantos kilómetros de distancia con la idea de llevarla al campo. Pero por circunstancias de la vida, ha acabado en mi piso. Me hace gracia que de una manera tan improvisada haya aparecido lo que yo creo que para nosotros es la perfección. Jamás imaginé esta habitación así. Y así ha terminado. El último toque fué el espejo que iba a ser para Tirso, otra cosa más que se me ocurrió de repente. Porque a la vitrina ciertamente le faltaba algo encima. Y el reloj grande de la pared que fué caro pero que nos hizo ojitos. Todos estaban destinados a estar aquí.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tell me something darling!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...